Crema de chocolate negro y avellana

Esta vez sí que vamos a darnos a la indulgencia chocolatera. Aprovechando que el tiempo mejora y por fin vamos a poder a salir a correr para quemarlo, pongo una receta a la que me vi arrojada por la necesidad. Primero, no me gusta demasiado el sabor del chocolate con leche y hasta hace muy pocos años no se encontraba la crema en versión comercial con chocolate puro. Segundo: ¿alguno tiene la buena (o mala) costumbre de leerse las etiquetas de lo que come? Yo empecé hace algunos años y lo cierto es que poco a poco se ha ido reduciendo la lista de productos comerciales que aún compro de manera regular (como excepción todo está permitido).

 

Nocillamala

Visto así no dan tantas ganas de comerlo, ¿verdad?

Sin más, pasamos a la receta.

Algo parecido a la crema de chocolate comercial

INGREDIENTES:

  • 100 g de avellanas (si no eres muy de avellana, se puede hacer con almendras, pero el sabor por supuesto varía)
  • 50 g de azúcar de caña
  • 2 tabletas de chocolate negro (a partir de 70%, lo más puro que te apetezca)
  • 1 tableta de chocolate blanco
  • 200 g de leche
  • 100 g de aceite de girasol

 

Chococrema-1

Los ingredientes

 

Una de las ventajas de montarte el “placer adulto” tú en casa, como he comentado antes es que se controla la calidad de la materia prima y que tipo de sabor que le quieras dar. Si no tienes Thermo, puedes tostar los frutos secos que vayas a usar por separado antes de triturarlos con una batidora normal. Con la Thermo, yo pongo las avellanas crudas en el vaso y programo temperatura Varoma durante dos minutos. Después trituro a velocidad progresiva 5-7-9 durante veinte segundos.

Chococrema-2

Avellanas, almendras e incluso creo que podría funcionar bien con piñones si no estuvieran a precio de oro…

 

Añadir el chocolate troceado si tienes la Thermomix (mejor rallarlo fino si vas a trabajar a mano) y triturar 20 segundos otra vez con velocidad progresiva 5-7-9.

Chococrema-3

Añadir los líquidos. Si tienes la Thermomix programar 7 minutos a temperatura 50º y velocidad 3 1/2. En caso de mezclar a mano trabajar al baño María removiendo hasta conseguir una crema espesa y bien mezclada.

Chococrema-4

La ventaja de esta crema casera es que aunque no tiene conservantes, congela de maravilla. Con estas cantidades salen tres tarros de unos 200 g y se pueden congelar dos si no eres excesivamente goloso o si en tu casa no hay demasiada gente. Recuerda que esta crema sigue teniendo como ingredientes principales la grasa y el azúcar. Consumirla con salud requiere un poco de moderación.

Chococrema-5

Crema de zanahorias y lenteja roja

La receta que traigo hoy ganó de calle la votación de ayer entre las que os decidísteis a votar (que tampoco fuistéis muchas). Y la verdad es que me alegro, porque le tengo mucho cariño. Es mi primera receta vegana. Y me recuerda a una época feliz y a una serie de personas que estaban en aquel momento en mi vida y con las que compartí el éxito de copiar esta receta. Porque tengo la mala costumbre de “copiar” recetas que me han servido en algún restaurante (o al menos intentarlo) para hacerlas en casa.

Conocí Cornucopia en mis tiempos de estudiante en el Trinity College. Me llevó una muy buena amiga con la promesa de que hacían unas sopas y ensaladas que estaban realmente buenas. Resulta muy difícil comer verdura o fruta fresca por esas latitudes. Yo por aquel entonces todavía tenía la idea de que comer vegetariano equivalía a hartarse de verdurita rehogada, cosa que además no me importaba lo más mínimo (creedme, mi plato favorito son las acelgas rehogadas con un poquito de ajo, y mis hermanos y mis primos todavía se sienten resentidos por eso). Pero Cornucopia fue una revelación, un restaurante vegetariano que no servía solamente las prometidas sopas y ensaladas, sino además quiches, tartaletas, hamburguesas vegetales… y todo estupendo, fresquito y delicioso. Pero mi favorita siempre fue esta sopa, tan sencilla de preparar que no tuve que hacer demasiados intentos para clavar la receta en casa.

Crema de zanahoria y lenteja roja

INGREDIENTES:

  • 1 cebolla (opcional)
  • cilantro fresco
  • 1 kg de zanahorias
  • 250 g de lentejas rojas
  • 1 l de caldo de verduras
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto (opcional también, si el caldo está salado o tiene bastante sabor)

crema_zanahoria_01

Pelar y cortar la cebolla, no hace falta que sea en trozos muy pequeños. Rehogarla unos minutos con un poco de aceite. Cuando haya tomado algo de color, añadir el cilantro y rehogar un minuto más. En la Thermomix pongo la cebolla en cuartos y troceo en velocidad 6 unos segundos, bajo todo de las paredes del vaso y añado el aceite para cocinar seis minutos y medio a temperatura Varoma y velocidad cuchara. Añado el cilantro y cocino a la misma temperatura y velocidad 30 segundos más.

Uno de los secretos de esta receta y en general en toda la comida vegetariana en general es que es importante usar hierbas frescas para las recetas. La diferencia de sabor es apreciable. Es una de las cosas que me encantan de tener un pequeño rincón para las finas hierbas en el jardín, o un par de tiestos con ellas en las ventanas. Pero el cilantro es una de las hierbas que en Alemania resulta difícil de encontrar, difícil de mantener y casi imposible de plantar por tu cuenta. Así que lo que lo que suelo hacer para asegurarme de que tengo siempre algo disposible es comprar un paquete de cilantro fresco en la tienda asiática, picarlo y congelarlo en la nevera. Algo de sabor se pierde, pero sigue siendo mejor que usar la versión seca de las hierbas.

 

crema_zanahoria_02

Mientras pocha la cebolla, pelo y preparo las zanahorias. Van en trozos no demasiado grandes. Normalmente pongo zanahorias normales, pero hoy estaba en el Super de oferta un pack de zanahorias variadas, de colores como morado o amarillo. La única diferencia es que el color de la sopa queda distinto. Particularmente me gusta mucho el color anaranjado que dan las zanahorias corrientes. En la Thermo añado la zahanoria un minuto y vuelvo a rehogar a la misma velocidad y temperatura. En la olla rehogo tambíen la zanahoria unos minutos. En este punto de añade la lenteja roja y se remueve un poco para que se mezcle.

El último paso es añadir el caldo y cocer la verdura durante quince minutos. En la Thermo marco 18 minutos para dar tiempo a que el caldo se caliente un poco. Temperatura Varoma y velocidad 2. Después de la cocción, dejar enfriar un poco y hacer un puré cremoso con la minipimer o con la Thermo.

 

crema_zanahoria_03

Delicioso y más sencillo imposible…

Arroz frito con delicias

La verdad es que iba a ser una mala persona y ahora, en plena cuesta de Enero iba a sorprenderos con una receta para hacer crema de chocolate en casa. Pero dado que todo el mundo ha vuelto de las Navidades con algún kilito de más y estamos intentando comer lo más sano posible, allá voy con una receta que no cuesta más de 20 minutos preparar (5 si ya tienes el arroz precocido). De hecho este constituye un buen truco para improvisar comidas en un segundo cuando se te complica la vida en el curro, tener siempre un par de tupper con básicos cocidos (arroz, garbanzos…) en la nevera o el congelador.

Arroz frito con varias delicias

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de arroz cocido
  • Guisantes frescos o congelados
  • Maíz de lata o congelado
  • Gambas (o soja texturizada en una versión vegetariana)
  • 2 huevos
  • Aros o trocitos de pimiento rojo
  • 1 cucharada de mezcla 5 especias china
  • Salsa de soja (aprox. dos cucharadas)
  • Aceite de oliva (o algún aceite vegetal con sabor)
  • Sal, pimienta molida

Arroz frito-1

Cocer el arroz si no estaba previamente cocido. Poner en una sarten un poco de aceite. Batir los huevos ligeramente y formar una pequeña tortilla fina. En la misma sartén cortar con la paleta la tortilla en pequeños pedazos. Añadir las gambas o seitán y la verdura que esté congelada y saltearla un poco hasta que esté hecha pero no demasiado pasada. Añadir el resto de la verdura, las 5 especias chinas y la salsa de soja. Darle un par de vueltas a fuego moderado para que se mezclen los sabores. Por último, añadir las dos tazas de arroz y remover bien para que tome el sabor de la salsa.

Arroz frito-2

Si no tienes en casa 5 especias chinas preparadas, las puedes hacer tú misma con especias normales y un molinillo de café o la Thermomix. La mezcla lleva 1 cucharadita de sal, 1 de anís estrellado, 1 de cebolla en polvo o desecada, 3 granos de pimienta negra, 1 clavo, 1 cuarto de cucharadita de canela en polvo, ajo en polvo y jengibre en polvo al gusto.

Ensalada de lentejas

El verano es tiempo de ensaladitas. La verdad es que a estas alturas no apetece comerse un cocido completo, pero mi problema es que casi siempre las dos hojas de lechuga o rucola mal contadas no me llenan. La alternativa cuando comes productos animales es ponerle algo de atún, o jamón de York. Pero dada mi particular forma de vegetarianismo la única opción “corriente” posible es el queso. Pero eso es porque no le echamos imaginación a las ensaladas, y no echamos mano de nuestras tradicionales legumbres. La ensalada que nos ocupa tiene también un sabor especial cada vez que la preparo, porque la trajo a mi vida una persona que por desgracia no está en ella. Me gusta pensar que cada vez que la preparo y la como es una manera de recordarla, para mí el recuerdo es la mejor forma de inmortalidad.

Ensalada de lenteja y queso fresco

INGREDIENTES:

  • 200 g de lentejas cocidas
  • Pasta de curry rojo (en tiendas asiáticas)
  • Queso fresco consistente (puede ser feta o de cabra si no estáis intentando perder peso)
  • 3 tomates de ensalada
  • Pepino al gusto
  • Sal, pimienta molida

 

Ensalada_lent-1

Fresco, ligero y un poco picante: ideal para el veranito…

  Esta es otra de esas recetas tan fáciles que solamente necesitan un par de clarificaciones. La primera es la puntualización sobre el tiempo de cocción de las lentejas: para ensalada tienen que estar un poquito duras. Tipo la pasta al dente. Yo normalmente las pongo diez minutos nada más en la olla express y me basta. Pero este es un tema en el cuál el gusto de cada cuál es bastante importante, así que si no os parece bien el resultado tras los diez minutos, sentíos libres para experimentar con el tiempo de cocción.   Una vez cocidas y enfriadas las lentejas, se mezclan en una ensaladera con el tomate y el pepino cortados en daditos. Probablemente al ver los ingredientes habréis pensado que me he saltado el aceite, el vinagre o algún tipo de líquido para hacer el aliño. No es así: la ensalada toma el sabor de la mezcla del queso fresco y la pasta de curry. Y aquí viene el segundo punto que es fácil, pero con el que hay que tener cuidado con la consistencia.

Ensalada_lent-33

El queso tiene que quedar con consistencia como de migas.

 

En mi caso he usado un queso fresco de cabra porque me gusta el sabor fuerte. Funciona igual de bien con un queso de la misma consistencia. El truco está en conseguir mezclarlo con la pasta de curry para que quede como migas. Se puede hacer con un tenedor, pero si se usa la Thermomix o cualquier otro robot de cocina, hay que ir mezclando con mucho cuidado, a pequeños toques en velocidad 4 de 1-2 segundos como máximo, hasta conseguir la consistencia que se ve en la foto.

Ensalada_lent-2

Emplatada y lista para comer…

La ensalada está lista: se mezclan las migas de queso y a disfrutar.

Tiempo de helados

En lo más profundo, de la profunda Germania, una Superfamilia trata de resistir las semanas que faltan hasta el final del curso académico. Sé que hay mucha gente horrorizada porque se le echen las vacaciones de verano encima. Pero yo, con niños y todo, prefiero mil veces estar en vacaciones que durante el curso. Al menos en las vacaciones no tenemos que andar todos pendientes de la hora, de tener las cosas hechas a punto, de acostarnos a las ocho para dormir lo suficiente y de levantarnos entre mucha protesta a las seis de la mañana.

Y esta recta final está siendo desgraciada y desquiciante. El tiempo varía desde días como hoy, en que sin chaqueta nos helaríamos hasta otros días en que parece que estemos en mitad de Jaén y sin sombrilla. La única buena noticia es que las hierbas aromáticas con este tiempo sufren una especie de metamorfosis e invaden todo el jardín. Es el momento para cortar, embotellar y preparar diferentes mejunjes en los que se usan estas hierbas. Y por supuesto, es tiempo de helados.

Naranja_sandia_menta-2

Menta para dar y tomar… sale rica de muchas maneras.

Hoy os traígo la receta de unos polos de fruta. El único ingrediente un poco fuera de lo común es el azúcar invertido y podéis sustituirla por azúcar normal o no poner nada. Pero recomiendo su uso. Lo que es el azúcar invertido lo podéis encontrar aquí. Hace tiempo que había escuchado hablar de ella, todo alabanzas, por sus usos en la cocina. Y por supuesto para hacer helados y masas es algo ideal, ya que dificulta la cristalización del agua y acelera el proceso de fermentación de la levadura. Yo la uso como siempre en cantidad testimonial, porque estamos acostumbrados al dulzor natural de las frutas, pero sí que pongo algo en los polos,porque salen con una textura más cremosa y apetecible. Además si tenéis niños pequeños y no tan pequeños en casa, la reacción química para producirla es interesantísima y sin ningún riesgo. Aquí podeís encontrar el método para hacerla en casa. Yo al menos no he usado agua mineral sino del grifo y además usé azúcar de caña semirefinada porque me gusta más el sabor. Salió un poquito turbia, pero salió. La próxima vez creo que experimentaré con panela y ya comentaré por aquí si la reacción funciona o no.

Polos de naranja y sandía con menta

INGREDIENTES:

  • Unos cien gramos de sandía
  • Dos naranjas peladas y sin pepitas
  • 25 g de azúcar invertido
  • Hojas de menta al gusto

Esta es una receta algo atípica porque combina una fruta de verano como la sandía con una típicamente de invierno. De alguna manera olvidamos un par de naranjas en el refrigerador y para darles salida en pleno abril fue lo único que se me ocurrió en aquel momento…

Naranja_sandia_menta-1

La zona del corazón es la que menos pepitas tiene, pero también suele ser la que está más madura y más rica para comer sin azúcar ninguno…

Quitarle las pepitas a la sandía en la medida de lo posible. Yo le doy una vuelta en la Thermomix a velocidad media pero con giro a izquierda para no hacerlas puré y luego cuelo la pulpa licuada con un colador de malla ancha.

Naranja_sandia_menta-4

Lo reconozco, llevaban dos meses en la nevera, pero mira, estaban ricas todavía y en mi casa no se tira nada que tenga buen aspecto. Soy una madre de antes de alguna guerra…

Preparar los moldes para polos y el espacio en que se va a colocar en el congelador (pensar antes de actuar te da mucha ventaja, como dice SM). Poner en la Thermomix (o en el vaso de la batidora) la sandía colada o sin pepitas, la naranja en trozos y unas cuántas hojas de menta bien lavadas. Reducir a puré finito (30 segundos a velocidad 5 bastan).

Naranja_sandia_menta-3

Modo de preparación dificil: licuar todo sin muchas contemplaciones.

Añadir el azúcar invertido y mezclar unos segundos. Directamente llenar las poleras y al congelador. Si no tenéis polera, yo he probado diversos modelos y los que al final más me convencen son los que compré por dos duros en cierta marca de muebles sueca que me encanta (que no son por cierto los que salen en la foto) ;).

Naranja_sandia_menta-5

Los polos son geniales para los críos y además los aceptan muy bien. Pero mientras que los de refrescos y los comprados son calorías completamente vacías, haciéndolos en casa tienes al menos la garantía de que van a comer algo de fruta.

Polos de fruta de verano

INGREDIENTES:

  • 250 gramos de fruta de verano (fresa, melocotón, cerezas… o cualquier mezcla de todo lo anterior, ya limpio y deshuesado)
  • 25 g de azúcar invertido
  • el zumo de media lima o limón
fresa_lima-1

Con ese aspecto que veís salió el azúcar invertida haciéndola a mi manera…

Si el anterior os pareció fácil, éste lo es más todavía. Preparar la heladera y el sitio para ponerla. Lavar, pelar, quitar huesos a la fruta. Id rociandola según esté pelada con el zumo de lima o limón para que no se oxide… Y todo a la batidora. Si tenéis Thermo, la Thermo va a dejar las pepitas de las fresas y frambuesas bastante pulverizadas, pero si no puede que os apetezca pasar el licuado por un colador de malla ancha.

fresa_lima-2
Poleras y en un par de horas de congelador, algo más dependiendo de las estrellas del aparato, están listos.

fresa_lima-3

Mamá a Minion le encanta el helado, ¿puedo tomar otro para él? (no es lindo, mi Superboy, ni nada…).

Grill vegetariano

Llega el tiempo de grill, parrilla o como quiera que queráis llamarlo. Para las personas medio vegetarianas como soy yo, el grill era al principio un tormento social en Alemania: salchichas, filetes, pollo… carne a raudales. Todo lo más, tienes un par de ensaladas (en las que muchas veces también hay carne de por medio). Hasta el momento en que conocimos a nuestros vecinos vegetarianos y empezamos a experimentar con diferentes verduras y alternativas vegetarianas para el grill. Desde entonces, la mitad de nuestros grill son vegetarianos. Junto con el queso para parrilla, las verduras en distintas marinadas siempre resultan muy populares. Por supuesto, las dos marinadas que os propongo se pueden usar con otras verduras o incluso con carne, si no os convence eso de la parrilla vegetariana.

 

 

Grill-2

Alternativas a la carne y las salchichas que es lo que normalmente hace pesado a morir los grills.

 

Pimientos rojos en marinada de curry picante

INGREDIENTES:

  • Pimientos rojos
  • Pasta de curry rojo (en tiendas asiáticas)
  • 1 Yogur casero natural
  • 1 cucharada de azúcar morena
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • Sal, pimienta molida

 

Grill-3

Yogur y pasta de curry: nosotros hacemos el yogur en casa ya con el sabor a leche merengada (con un poco de azúcar, canela y cáscara de limón). La combinación de sabor dulce y picante resulta muy agradable.

Poner el yogur con el azúcar y la canela en un recipiente y mezclar bien (en mi caso, preparamos ya el yogur en casa así pero vale con cualquier yogur natural al que le pongas los dos ingredientes). Añadir pasta de curry al gusto, no quiero poner cantidades porque la tolerancia al picante es distinta en cada familia. Como orientación, cuando lo hago con los Supernenes pongo una cucharita como las de postre y cuando solamente va a haber adultos presentes, pongo una cucharada sopera.
Cortar los pimientos en cuartos y pintarlos con la salsa. Ponerlos en una fuente grande y volcar el sobrante de la marinada por encima.

 

Grill-1

El secreto de la marinada es preparar los vegetales con antelación para que pasen al menos seis o siete horas marinando. O incluso mejor un día entero. De esa manera el sabor pasa a la verdura, que queda más sabrosa y jugosa al asarse.

 

Calabacines marinados con hierbas aromáticas

INGREDIENTES:

  • Calabacines
  • 1 diente de ajo
  • Hierbas aromáticas al gusto
  • 1 cucharada de mostaza picante
  • AOVE
  • Sal, pimienta molida.

 

Grill-4

Sabores mediterráneos, esta marinada es muy popular con los alemanes que comen en casa porque les resulta exótica, pero para nosotros es muy nuestra.

Picar finito el diente de ajo y las finas hierbas. Mezclarlas con aceite de oliva, salpimentar. Cortar los calabacines en tiras a lo largo (se manejan mejor en la barbacoa) y pintar con un pincel las tiras de calabacín por los dos lados. Dejarlas reposar en un recipiente un mínimo de seis horas.

Grill-5

El calabacín es una verdura de primavera por excelencia y resulta muy sabrosa al grill.

 

Curry de lenteja Beluga

Curry de lentejas

INGREDIENTES:

  • Una taza de lentejas Beluga (si no hay Beluga, vale cualquiera)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla picada
  • Puerro, la parte blanca (dependiendo del tamanyo 1 ó 2
  • Verdura de muchos colores (en mi caso romanesco, pimiento rojo y zanahoria)
  • 1 litro de caldo vegetal (casero o reconstituido)
  • 1 lata de tomate triturado
  • Leche de coco
  • Polvo de curry al gusto
  • 1 cucharadita de Garam Masala
  • AOVE
  • Sal, pimienta molida.

Hoy vengo a presentaros una legumbre muy versátil y que al menos en la cocina tradicional española está bastante infrautilizada: la lenteja. Supongo que alguna al leer eso de la lenteja Beluga habrá dicho aquello de “ya está aquí la pija ésta, sacando ingredientes raros que ni el cielo encuentra”. Que no cunda el pánico, que sabéis que no soy así, pero sí os quería demostrar la variedad que tiene esta legumbre, que se puede usar para hacer en guisos, sopas, ensaladas e incluso como base de muchas croquetas o hamburguesas vegetarianas. Como se ve en la foto en mi casa entre pitos y flautas tengo cuatro variedades distintas. Si sois nuevas en esto de las lentejas, os recomiendo al menos probar, además de nuestra tradicional variedad normal o la Pardina, la lenteja roja (la que se ve en la foto, que parece algo anaranjada). La lenteja roja es estupenda en sopas y ensaladas y tiene un tiempo de cocción algo menor que las normales.

 

Curry_Lentil-1

Lentejas comida de viejas, si quieres las tomas… y si no también, Supergüeli nunca ha sido mujer de alternativas. En la variedad está el buen gusto. Delante: lenteja Beluga; Izquierda: lenteja normal; Detrás: Berglinsen; Derecha: lenteja roja.

 

Sin más, pasamos a preparar los ingredientes para la receta: cortar las verduras en trocitos pequeños, pelar las cebollas y el ajo… Las lentejas se pueden lavar bajo el chorro del grifo para retirar restos que tengan, pero no necesitan remojo.

 

Curry_Lentil-2

Los ingredientes: la leche de coco, el curry y el garam masala se pueden comprar en tiendas de productos asiáticos o en la mayoría de grandes supermercados hoy en día.

 

En este paso os presento también a la nueva adquisición de la Superfamilia: una olla de cocción lenta que nos está dando un resultado tremendo junto con la termo. Mi olla tiene también la opción de cocer a presión y saltear la comida, así que en este punto la enciendo para saltear las verduras.

Curry_Lentil-3

El compi perfecto de Thermi… mis hijos no le han puesto nombre todavía pero todo se andará…

 

Separar el puerro, la cebolla, el ajo y el tomate. Poner un poco de aceite en la olla y esperar a que se caliente. Cuando está a punto, se saltean unos minutos la cebolla, el ajo y el puerro. Cuando empiezan a tomar color, añadir las especias y dejar que se tuesten un par de minutos. Por ultimo, se pone el tomate a la olla y se empieza a saltear unos minutos más…

Curry_Lentil-4
Curry_Lentil-5

Se apaga la olla y se añade el resto de los ingredientes mezclando bien.

Curry_Lentil-6

Para cocer lento hay que usar bastante líquido… son horas y horas, se consume bastante con el calor…

 

Después cerramos la tapa de la olla y aplicamos la opción de cocción lenta durante unas tres horas (el tiempo exacto hay que ajustarlo a las características de la olla. Para ello basta con probar si el punto que nos ha quedado la primera vez nos convence… he procurado poner el tiempo para que falte, que se puede compensar y no para que sobre, que ya no tiene arreglo).

Y ya está, es un plato muy suculento en invierno y una alternativa a las lentejas de siempre cuando eres vegetariana y quieres disfrutar de las legumbres más de una vez por semana…

Curry_Lentil-7

Buen provecho

 

Recetas para aprovechar restos (navideños, o no)

  • En mis Navidades no suelen sobrar los langostinos sin descongelar porque le encantan al Supersuegro, pero lo que sí que suele darse es una caja de langostinos cocidos que se compra siempre “por si hace falta” y termina quedándose arrinconada en el congelador por falta de uso… Con ella, o con cualquier pescado cocido o frito que sobre se puede preparar este “falso ceviche” (falso porque el ceviche se prepara normalmente con pescado crudo marinado).

Falso ceviche

INGREDIENTES:

  • Restos de pescado cocido, langostinos, gambas…
  • Un aguacate maduro
  • Dos cebollas de ensalada, que no piquen demasiado
  • Dos tomates de ensalada, rojitos
  • Una rama de apio
  • El zumo de una lima
  • Jengibre, fresco o en polvo, al gusto
  • Cilantro fresco (opcional)
  • AOVE
  • Sal, pimienta molida.

Cortar el pescado en trozos y dejarlo macerar en el zumo de la lima, con jengibre y cilantro durante un par de horas. Llegada la hora de servir, preparar una ensalada con el aguacate, el pimiento, los tomates y la cebolla… Picar fino, pero que tenga consistencia, sobre todo el aguacate. Se mezcla con el pescado y el zumo de lima y se aliña con aceite de oliva virgen, sal y pimienta. Por cierto, no descarto preparar en breve una versión vegetariana de este plato…

 

Falso ceviche

Riquísimo, y si te atreves con el pescado crudo, también…

 

 

 

  • Para esos cuatro garbanzos que siempre quedan del cocido, una de mis recetas fetiches, es el hummus… Va con todo, lo mismo se puede poner para picar con pan, que para acompañar verdura cruda, o como salsa o acompañamiento para otras proteinas como el huevo o el tofu. Si eres carnívora, es excelente como acompañamiento equilibrado de los filetes…
Hummus_Listo

Un plato muy equilibrado de verdura, medio filete de pollo, hummus y pan de centeno…

 

Hummus

INGREDIENTES:

  • 150 g de garbanzos cocidos (más o menos dos tazas)
  • Un diente de ajo
  • El zumo de una lima o un limón
  • Sal, pimienta molida.
  • AOVE y el caldo de cocer los garbanzos ( la proporción varía dependiendo del sabor y las calorías que le quieras dar a la receta, el total de los dos líquidos tiene que ser una media taza)
Hummus

La versión 100% aceite del plato es de morirse, pero doy fé de que con un buen aceite y un caldo rico, la alternativa más saludable tiene un sabor muy rico también.

Mezclar todos los ingredientes y batir en batidora o en un procesador hasta obtener una pasta cremosa que se pueda untar en pan. Más sencillo imposible, ¿no?

 

 

 

  • En mi casa no le gusta a nadie la típica coliflor al ajoarriero, excepto a mí. Y como comerme una coliflor con patatas entera me parece un atentado a mi estómago, por lo flatulenta que es, adapté al gusto de la Superfamilia esta receta de ensalada que compramos una vez en el supermercado Sainsbury´s (hubo una época en que vivía de hotel… la comida precocinada saludable es escasa, pero esas ensaladas al peso no estaban nada mal). La ensalada original flotaba en una salsa mayonesa de origen dudoso, yo prefiero aliñarla con aceite y vinagre y añadir un puntito de sabor con el jamón o el queso.
Ensalada_ingredientes

SW adora la coliflor, SW adora las acelgas… SW fue la niña más odiada de su barrio en algún punto de su infancia…

 

Ensalada de coliflor y brecol (Rebautizada tras el cachondeo en twitter ensalada Morea)

INGREDIENTES:

  • Media coliflor pequeña
  • 1 ramo de brécol
  • 100g de queso feta (opción no vegetariana: 200 g de paleta de jamón serrano en trozo o taquitos)
  • Un puñado de nueces peladas
  • Aceite
  • Vinagre de Módena
  • Sal

Para esta receta es imprescindible tener una picadora o un robot de cocina, porque el secreto está el picar la verdura bastante finita.

Ensalada_thermo

Otro de los platos por el que me merece la pena mi relación sentimental con la Thermo, hay que poner la pasta, pero da buen servicio…

Yo la hago con la Thermomix (velocidad 4, de 5-10 segundos dependiendo de la cantidad a picar). Después se aliña justo antes de servir, con moderación, porque las dos verduras chupan en bastante cantidad el aliño.

Ensalada_lista

Los Supernenes adoran esta ensalada. En general casi todos los críos comen mucho mejor las verduras crudas que las cocidas y eso es algo que hay que experimentar y aprovechar…

 

 

  • Y por último, a nadie le amarga un dulce de postre: una manera excelente de usar la fruta escarchada y el agua de azahar, a la espera del roscón del año que viene… La receta original es del clásico de cocina inglés Mrs. Beeton. No creo que la pobre fuera capaz de reconocer en esta su versión pero estoy seguro de que la aprobaría, era una mujer osada, culinariamente hablando.

Pan de fruta con sabor a roscón

INGREDIENTES:

  • 200 g de harina de fuerza
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de levadura
  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar
  • La cáscara y el zumo de una naranja BIO
  • Agua de azahar al gusto (un par de cucharadas)
  • 225 g de fruta escarchada o frutas pasas (orejones, pasas, ciruelas…)
  • 1 huevo
  • Leche hasta completar 125 ml

Por un lado preparar un molde de plumcake (el mío es de silicona y no me hace falta engrasarlo, pero si no es vuestro caso, proceded a ello). Poned a remojar las frutas secas en el zumo de la naranja y el agua de azahar. Y precalentad el horno a temperatura media (170° con circulación de aire). Mezclar la harina, la levadura y la sal en un recipiente y añadir la harina desmenuzándola entre los dedos para que se forme una masa con consistencia escamosa. Cuando esté bien mezclada añadir el azúcar y la cáscara de naranja. Escurrid la fruta seca y mezclar con el resto de la masa. Por último se bate el huevo en un vaso de medida y se completa con leche hasta conseguir completar 125 ml de líquido. Mezclad la harina con los líquidos, verted al molde y hornead durante cincuenta minutos. Después se pincha con una aguja y si sale limpia, se deja diez minutos más al horno sin temperatura. Si no, hornead cinco minutos más hasta que salga limpia…

Pan de frutas

Definitivamente lo haremos más… Sólo tengo que acertar con la fruta seca que les guste a los dos Supernenes…

 

Pues ya no hay excusa para aprovechar alguno de esos restos que se quedan por la cocina. Nos vemos en Febrero con una receta vegetariana usando mi nueva pasión, la slow cooker…

El postre salvafiestas

Que levante la mano la que no esté hasta arriba de comer a estas alturas de la película. Me imagino que sois bastantes así que traigo una receta que puede ayudar a mitigar los excesos de las cenas de Navidad y comer algo de fruta que es necesario por estas fechas. Más sano y más fácil imposible.

  • Abeto de Navidad

Ingredientes:

  • Kiwis maduros para las ramas del abeto
  • Fruta para la base de color neutro (manzanas o peras)
  • Frutas rojas para adornar (fresas, grosellas…)
  • Una carambola (fruta estrella)
  • Un paquete de gelatina de color claro o transparente (o alternativa vegana como Agar Agar)

 

01_Ingredientes

Pelar las frutas y cortarlas en rodajas finas. Rociarla con unas gotas de zumo de limón para que no se oxide y reservar. Forrar una bandeja con papel de plata o algún papel o fondo vistoso que pueda ponerse en contacto con los alimentos.

 

03_Fresas

Capas de fruta colocadas artísticamente

 

Hay que colocar las rodajas en forma de abeto: los kiwis en líneas que van creciendo poco a poco (el postre es escalable dependiendo de la cantidad de gente que vaya a comerlo y del tamaño de la bandeja). El objetivo es que los kiwis y las manzanas se vean como un abeto puesto en una maceta. Ésta es una parte del proceso que se puede hacer con los peques de la casa, les encanta.

02_Montandoelarbol_01

Árbol de Navidad montado y decorado con fresas

Adornar con las otras frutas, grosellas y fresas y poner una rodaja de la fruta estrella en la punta del árbol. El árbol se puede presentar y consumir así mismo, pero se puede estabilizar con una capa de gelatina o Agar-Agar. Para ello hay que preparar la gelatina o el Agar según las instrucciones del sobre y verterlo templado sobre la fruta.

04_Gelatina

(No sólo) Galletas de Adviento

20141114_Galletas_01

Ingredientes a manta… si haces las recetas de una en una porque no estás tan perturbada mentalmente como yo es mucho más fácil…

Vamos a dejarlo claro, lo que hace el Adviento y la Navidad es el sabor. Si tienes una receta de esta de galletas de toda la vida que te sale bien, basta con añadirle un par de especias como el anís, el cardamomo o el clavo, para que a la gente le empiecen a oler y saber las cosas como a navideñas (vamos, que yo hice trampas el año pasado y nadie lo notó). En las tiendas especializadas (o aquí en Alemania en los supermercados) venden estas especias por separado o mezcladas. En España yo recomendaría mirar en tiendas alemanas como el Lidl o en grandes supermercados, que normalmente tienen un básico. Si no te quieres arriesgar a poner “cosas raras” nuestras tradicionales canela, vainilla, anís y cáscara de limón o naranja bastan para darle a la galleta de todos los días un aire un poco más de fiesta.

 

20141115_Galletas_02

Y si estás tan perturbada como yo, te recomiendo organización espartana en ese día…

 

Como siempre, os ofrezco una serie de recetas que yo al menos he probado y vuelto a probar y a las que vuelvo casi siempre porque son sencillas (para absolutos principiantes) y resultonas…. El tema del azúcar, bueno, la que me siga desde hace algún tiempo sabrá que en mi familia hay problemas de obesidad, de corazón y de riñones, así que mantengo el azúcar, las grasas y la sal lo más limitadas que se pueden. Yo normalmente le quito a las recetas que encuentro por ahí la mitad del azúcar, así que os recomiendo que si sois muy golosas y no tenéis problemas, poner algo más de la cantidad de azúcar que pongan mis recetas (aunque están deliciosas y son más sanas sin tanto azúcar, si estás acostumbrado… puedes ir reduciendo la cantidad poco a poco, que es lo que he ido haciendo con los años en mi casa).

  • Nussecken (Triángulos de frutos secos)

Base

  • 250 g de harina
  • 50 g de azúcar
  • 1 paquete de vainillina
  • 1 huevo
  • 125 g de mantequilla, en trozos

 

Cobertura

  • 100 g de nueces
  • 100 g de avellanas enteras
  • 100 d de almendra pelada
  • 2 cucharadas soperas de agua
  • 200 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar
  • 1 paquete de vainillina
  • 50 g de avellana molida
  • Mermelada de arándano (o del sabor que os guste)
  • Cobertura de chocolate (opcional)

 

Calentar el horno a 175°. Se mezclan todos los ingredientes de la base y se ponen en la nevera un rato (cerca de media hora, suficiente para que se maneje bien pero no mucho para que no se endurezca). Extender la base en una bandeja de horno muy fina y untarla con la mermelada de arándano. Mezclar el resto de los ingredientes (salvo el chocolate) y formar una pasta con ellos con la que hacer una tercera capa. Hornear durante veinticinco minutos, sacar del horno y cuando esté templado (pero no ya frío) cortar triángulos de galleta. Se pueden cubrir las esquinas de los triángulos con chocolate (ayuda a darle estabilidad a la galleta).

 

Galletas-002

  • Hefemännchen (Hombrecillos de masa)
    • 500 g de harina (algo más para amasar)
    • 150 g de azúcar
    • 1 pizca de sal
    • Levadura de panadería (de paquete o fresca)
    • 250-300 ml de leche templada
    • 1 cucharada de aceite de girasol o mantequilla
    • Unas pasas, orejones o regaliz para hacer de botones y ojos

 

Calentar el horno a 180°. Se mezcla la levadura con la leche templada y el azúcar. Si es levadura fresca dejarla espumar un rato, si no, se puede añadir el aceite, la sal y la harina directamente hasta formar una masa. Dejar reposar la masa en un recipiente tapado y cerca del calor hasta que doble (una hora más o menos) y luego formar los hombrecillos (yo soy nula para cualquier trabajo manual: tengo cortapastas que me facilitan estas tareas porque a mano el hombre de Navidad parecería más el Cobi de Barcelona 92). Se dejan levar media hora más a temperatura ambiente y se pueden pintar con huevo antes de meterlas en el horno, diez minutos. Bajar la temperatura del horno a 160° y dejar dorar hasta que tengan un aspecto tostadito (al gusto… como mínimo quince minutos más).

 

2014-11-28 Noviembre

  • Vanillekipfer (Medias lunas de vainilla)

Receta manual:

  • 200 g de harina
  • 100 g de almendra molida
  • 100 g de azúcar glas
  • 1 paquete de vainillina
  • 140 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevos medianos

 

Receta “como churros”:

  • 190 g de harina
  • 50 g de almendra molida
  • 120 g de azúcar glas
  • 1 paquete de vainillina
  • 200 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos medianos
  • Para ambas recetas, azúcar glas para espolvorear…

 

Adoro estas galletas y las adoro porque aunque se pueden hacer manualmente, hace un tiempo encontré una bandeja especial en el super que me permite que salgan con la forma adecuada y por docenas. Y además son los Supernenes, cual elfos de Santa, los que hacen todo el trabajo sucio… Vale que perfectas no quedan (la cobertura de la bandeja no es total, especialmente si no estoy yo supervisando la operación de llenado) pero así se nota más que son caseras qué narices, dejemos de Photoshopear la dura realidad. No es tampoco una receta que requiera mucho cerebro. Se mezcla todo, hasta lograr una masa compacta. Si van a ir en bandeja se puede extender la masa inmediatamente. Si no se deja reposar en la nevera hasta que se les da forma (se cortan discos de un dedo de grosor de la masa y se moldea con ellos una media luna) y se meten en el horno a 160° eléctrico (180° gas) hasta que están hechas (unos diez-quince minutos). Se espolvorean con azúcar glas en cuanto salgan del horno.

Galletas

  • Lebkuchen (Galletas blandas de especias alemanas)
    • 100 g de almendra pelada y en trocitos
    • 100 g de avellana en trocitos
    • 4 huevos
    • 250 g de azúcar molida
    • 1 pizca de sal
    • 50 g de limón confitado o cáscara de limón
    • 50 g de naranja confitada
    • 2 cucharaditas de té de especias para Lebkuchen
    • 250 g de harina
    • Para decorar: obleas comestibles, frutos secos, guindas confitadas, cobertura de chocolate, azúcar y zumo de limón (todo opcional)

 

Batir el azúcar con los huevos hasta formar una crema, añadir las especias. Por otro lado mezclar el harina con las almendras y avellanas y juntarlo con la crema de azúcar y huevos. Remover un buen rato, hasta que la cuchara casi se quede enganchada en la masa. Después es necesario dejarla reposar en la nevera, al menos 12 horas pero aguanta hasta tres días.

 

El Lebkuchen tradicional tiene una base de oblea. Yo normalmente no se la pongo porque a mí las obleas no me vuelven loca. En cualquier caso el proceso de hacer las galletas es el mismo: o bien se unta la masa encima de la oblea, o se coloca con una cucharita en un papel o silicona que pueda ir al horno, a 170° y durante veinticinco minutos. Después se puede cubrir con las decoración, chocolate o con glasa de limón (zumo de limón mezclado con azúcar glas hasta que tenga consistencia como de crema).

 

  • Nougat Kränze (Coronas de avellana)
    • 250 g de harina
    • 75 g de azúcar
    • 1 paquete de vainillina
    • 125 g de mantequilla
    • 1 huevo

Cobertura

  • Nocilla o similares para untar
  • 100 g de avellanas enteras
  • 200 g de cobertura de chocolate

 

Se mezclan todos los ingredientes exceptuando la cobertura hasta formar una masa. Se deja reposar un rato en la nevera para que se pueda trabajar mejor. Se extiende con el rodillo y después se cortan círculos con un vaso o un molde redondo. De todas las galletas se corta un círculo a la mitad y después se hornean ocho minutos a 170° (yo siempre hago el truco del doble horneado de Mensaje en una galleta).

Se unen las galletas dos a dos con la crema para untar y se colocan las avellanas enteras también pegando con la crema para untar. Se dejan reposar de nuevo unos minutos en la nevera para que se “cementen” y después se puedan cubrir con el chocolate y un pincel de cocina con más facilidad.

Galletas-001

  • Spitzbuben
    • 360 g de harina
    • 150 g de azúcar
    • 1 paquete de vainillina
    • 1 pizca de sal
    • 125 g de almendra pelada
    • 250 g de mantequilla
    • 1 huevo
    • Mermelada o confitura de color vivo
    • Azúcar glas para espolvorear

 

Se mezclan todos los ingredientes menos la mermelada y el azúcar glas hasta formar una masa. Se deja reposar un rato en la nevera para que se pueda trabajar mejor. Se extiende con el rodillo y después se cortan círculos con un vaso o un molde redondo. De la mitad de los círculos se corta un dibujo en el centro (vale cualquier molde pequeño que tengáis, yo uso el corazoncito porque soy una cursi).

Las galletas se hornean diez minutos y después se pinta la base (la galleta entera) con mermelada y se pone el marco (la galleta con corte) encima. Se puede opcionalmente espolvorear los marcos con azúcar glas antes de ponerlos, quedan más vistosos.

 
20141116_Galletas_09