La semana de mama: Mamás que corren

SB: Llevamos mucho tiempo sin pulular por aquí, pero es que nuestros padres llevan una temporada en medio de una vorágine física y mental…

SG: Vamos, que no sueltan el ordenador entre los dos ni para ir al baño.

SB: Porque cuando uno está en medio de una carrera, el otro está ahí, dale que te pego escuchando charlas que les da un señor sobre temas que parecen muy serios.

SG: Claro que mamá dice que no es verdad que se pasen todo el día, que mientras nosotros estamos jugando no nos damos cuenta de que ellos están trabajando en la oficina o en la casa.

comput

Crédito a la página indicada en la foto

SB: Bueno, la gran noticia es que mamá ha terminado su primera carrera oficial de 5 km…

SG: En realidad tú no lo recuerdas, pero es la segunda… de la primera dice que no quiere acordarse.

SB: ¿Aquella que corría con Supertita? ¿La que llegó la última veinte minutos después de los demás?

SG: Esa misma…

SB: Jajaja, sí que me acuerdo. Fue muy divertido, con Supergüeli diciendo que por qué narices no se retiraba y nos dejaba a todos ir tranquilos a tomar un café al bar…

SG: Pero sabes que mamá cuando empieza algo lo termina, aunque sea veinte años después.

SB: Eso es cierto, mamá no se rinde.

SG: Esta vez además ha llegado en la mitad justa del pelotón.

SB: Y está muy contenta porque dice que:

“yo era de las que suspendía gimnasia en el colegio, no me puedo creer que aguante corriendo tanto tiempo”

SG: Pero comenta que poco a poco se le ha ido pegando el gusanillo y que en realidad, la barrera entre correr diez minutos y correr veinte está más en la cabeza que en los músculos y que la mayoría de la gente puede llegar a correr esos 5 kilómetros simplemente entrenando un poquito regularmente.

SB: Lo que diferencia es la mentalidad.

SG: Bueno, también dice que el ambiente en la carrera es una maravilla, que casi que el mismo apoyo y la gente te animan a seguir un poco más…

frauenlauf

Foto tomada de la página web de la Mercedes-Benz Frauenlauf en Dresden

SB: Y como mamá no sabe hacer nada si no es por una buena causa, por supuesto, corre siempre con un dorsal solidario de unoentrecienmil.

SG: En realidad los dorsales los compramos hace algunos años, pero siempre sospeché que para lo máximo que los íbamos a usar era para ir corriendo detrás del autobús en la parada.

SB: Pero al final mira, la vida está llena de sorpresas.

1940

SG: Y seguimos corriendo. Y seguimos en cambio. A mamá le quedan menos de quince días para cambiar de trabajo, pero la están mareando de un lado a otro. Y tienen también planeado celebrar su aniversario fuera.

SB: Eso que ganamos, que gracias a ello podemos acceder estos dos días al ordenador…

La semana de mama: Paris, entrevista, vacaciones y nueva madre

SB: Han pasado un montón de cosas en la última semana.

SG: A mamá no le hemos visto practicamente el pelo la semana pasada…

SB: Estuvo en Francia, que es un país que está al lado del Alemania y tiene Eurodisney… nosotros también hemos estado allí.

SG: Pero mamá no ha ido a divertirse, ha ido a trabajar.

SB: Sí, es cierto que está trabajando bastante pero dice que es el último esfuercillo antes de vacaciones.

SG: Pero vaya esfuercillo: viaje, entrevista de trabajo, cerrar proyectos con los clientes…

SB: En las últimas semanas no paramos quietos.

SG: Y encima está cambiando de vida: deporte, meditación…

SB: Hay que ver lo que estresa llevar una vida sana.

08_31_Aromadeplaya

Olemos a playa ya…

SG: Pero vamos, dice que aquello que consigues hacer durante más de 21 días se convierte en una rutina y eso es en lo que va a ocuparse este verano.

SB: Y en escribir para nosotros.

SG: Y para eso ha dicho que no vamos a tener acceso ni a Whassapp, ni a Tweeter, ni a Facebook, ni a nada de nada.

SB: Solamente sol, playa y procesador de textos.

SG: Así que dice mamá que lo que se quede programado y lo que podamos hacer en los días en que tenemos conexión en casa de los abuelos, se publicará, pero probablemente hacemos una pausa en nuestras aventuras por unas semanas.

SB: Porque nosotros también tenemos derecho a vacaciones.

SG: Bueno, tú tienes que hacer también algunos ejercicios pero dicen los padres que es porque en el curso no has hecho demasiado…

SB: Sí que he hecho jolines, es solamente que es tan difícil concentrarse…

SG: Pues eso, contigo trabajaremos la concentración y yo les he pedido que me compren cuadernos de ejercicios a mí también porque me gusta.

SB: Jo, sólo quieres destacar…

SG: Ya lo has oído, diez minutos cada día estos 21 días y hacemos de ello una rutina… ¡Feliz verano a todos!

SB: Yupiiiiiii

La semana de mama: Elbhangfest (sigue la juerga)

SB: Mamá dice que los alemanes se han ganado la fama de serios, pero que aquí de Mayo a las vacaciones esto es una fiesta contínua…

SG: Y no le falta razón, aquí en casa empieza el 1 de Mayo el día del Trabajo…

SB: … siempre me ha parecido muy gracioso eso de que sea el día del trabajo y todo el mundo esté de fiesta.

SG: Bueno, el caso es que empieza en Mayo y va hasta las vacacaciones. Entre medias tenemos Dixieland, BRN y se cierra la temporada con Elbhangfest.

SB: Es la fiesta callejera más grande de Europa, casi cinco kilómetros de orilla del Elba, en la zona urbana.

SG: Vallan el terreno y para entrar te dan una pulserita…

SB: Y los niños entramos gratis.

 

EHF-1

Bueno, ya vamos por la 25 pero el modelo de pulserita no ha cambiado nada con los años.

 

 

SG: La fiesta es un derroche de color, de bebidas, de puestos callejeros.

SB: Son los propios vecinos los que la organizan y muchos de ellos montan un pequeño bar o café en su jardín.

SG: O venden cosas por la calle.

SB: Y también hay escenarios, artistas callejeros… no se puede dar dos pasos sin encontrar uno.

EHF-3

Títeres, música, café… tanto profesional como amateur. Los vecinos de la zona se vuelcan y literalmente, sacan la casa a la calle.

 

SG: Y el punto álgido del fin de semana son las carreras de Drachenboot.

SB: Compiten equipos de las distintas empresas y es muy divertido ir a verles dar al remo por el río.

SG: ¡Y no olvides que papá compite desde hace un par de años!

SB: Quiero olvidarlo precisamente porque ayer no ganó… qué porquería…

SG: Bueno, no se puede ganar siempre.

SB: Pero es que la mayor parte de la carrera la iban ganando.

SG: No te preocupes, que el año que viene entrenará más y todo irá mejor.

SB: Eso espero, porque yo estoy haciendo lo mismo con mis deberes y no quiero perder el tiempo si no funciona…

EHF-2

Dale a la pala papá, dale, que os adelantan…

 

 

SG: Ahora nos tendremos que conformar con los grills de los amigos hasta las vacaciones. Pero Mayo del año que viene vuelve pronto…

La semana de mamá: Recta final fin de curso

SB: ¡Tengo miedo de las notas!

SG: A ver si cambias el dial, porque llevas todo el fin de semana con lo mismo, y aún te quedan tres semanas para terminar la faena…

SB: ¡Tengo miedo de las notas!¡Tengo miedo de las notas!¡Tengo miedo de las notas!

SG: Que sí que nos hemos enterado. Todos, hasta mamá que no es muy perceptiva con el tema. Pero es que tienes que hacer algo al respecto con los exámenes…

SB: Mucho miedooooo…

SG: Lo que digo, ayuda que sepas si el exámen de matemáticas que tienes es el lunes o el miércoles… Ayuda también saber el temario que te entra…

SB: Pero si es que todo lo que enseñan en la escuela no sirve para nada y es aburrido…

SG: Lo del aburrimiento te lo concedo, pero vamos, para algo sí que supongo que sirve…

SB: Que no, que no…

SG: Mamá y papá siempre dicen que a ellos les ha servido.

SB: Sí, pero yo no quiero hacer el idiota en una oficina como ellos. Yo quiero hacer algo divertido, como, como… como ser cazador de malos y para eso no necesito saberme la tabla del cuatro…

SG: Los malos no existen, y al menos un poquito de sumas y restas sí que necesitarías para saber cuántos ibas matando.

SB: ¡Pues piloto Jedi! ¡O astronauta!

SG: Ufff, no, los astronautas necesitan saber muuuuchas mates. Tienen que calcular las trayectorias, la geometría, el espacio… todo eso.

SB: ¿Es que no hay nada en este mundo que no se pueda hacer sin estudiar?

SG: Lo que mamá dice siempre…

 

Picar piedra, hijos, picar piedra.

 

SG:… pero tampoco te gusta.

tren-1

Y para ésto, ¿también tengo que saber dividir con cifras?

SB: No hay salida…

SG: Venga consuélate, que nos quedan solamente unas semanas y luego vamos a la playa con los abuelos. Y aunque entre semana estén los exámenes, los fines de semana de verano molan mucho, siempre salimos y hacemos cosas guay…

SB: O hay fiestas…

SG: O barbacoas. Si tenemos seis barbacoas y en cada una de ellas nos tomamos seis salchichas, ¿cuántas salchichas nos vamos a comer los dos juntos en el mes de junio?

SB: No, por favor, no hagas como mamá, no me estropés las salchichas… que cada vez que como caramelos, me acuerdo del maldito exámen de matemáticas.

SG: Venga, que ya queda menos, el esfuercito final.

La semana de mama: Uropeslivinselebreison

SB: El viernes no pudimos escribir porque estuvimos preparando la fiesta del año…

SG: Que celebramos todos los años en nuestro hotel, porque dado que mi madre no nos permite tener tele en casa, la única manera que tenemos de ver Eurovisión juntos sin que acusen a mis padres por tenernos despiertos hasta las tantas es dormir por ahí a un sitio en que tengan tele…

SB: Y mama siempre insiste en que el festival de la canción es una fiesta.

SG: Lo cierto es que nosotros nos lo pasamos muy bien…

SB: Claro, siempre pasan cosas originales, como Conchita Wurst que es el único chico que primero se disfraza de chica y luego se pone una barba postiza…

SG: Qué orgullosa estoy de mi hermanito, le ha costado siete meses, pero por fin se ha enterado taaaan bien de cómo va el tema…

SB: Aunque este año todo el mundo dice que estuvo muy soso.

SG: Pero mama iba retransmitiendo en paralelo lo mejor de Tweeter, que siempre merece la pena.

SB: Como siempre no entendían a la cantante española…

SG: No la entienden nunca, ¿no?

 

eurovision

sacado de memegenerator.net

 

SB: Bueno, pero este año han entendido todavía menos a la alemana, ni un sólo punto…

SG: De todos modos, mamá sigue insistiendo en que Eurovisión con sus luces y sus sombras, haciendo el payaso o no, es algo importante porque si no…

…nos estaríamos pegando todos por las esquinas como estábamos haciéndolo hace setenta años…

SB: Puede que tenga razón, porque este es uno de los periodos más largos de paz y prosperidad que hemos vivido en este continente.

SG: Y si el festival de Eurovisión ha estado soso, al parecer las elecciones locales en España no lo han estado.

eurovision2

Origen desconocido, nos lo han mandado por Whatsapp

 

SB: La variedad siempre es buena, mamá dice que siempre es más difícil poner a siete de acuerdo para robar que si son solamente dos o tres…

SG: Da un poco de pena que la gente mayor esté tan quemada con el tema, ¿no crees?

SB: Puede que tengan motivos…

SG: Puede que sí, pero no deja de ser triste

SB: Bueno, pero ahora comienza una nueva esperanza… como en Star Wars…

anewhope

SG: Queda ya más poquito para el episodio VII… Esperamos también que no nos decepcione…

SB: Porque la tercera fiesta del fin de semana ha sido el día del Orgullo Friki, que se note también que lo somos y estamos orgullosos de serlo…

La semana de mama: Así se fomenta el amor por la ópera

SG: Lo bueno que tiene el mes de mayo es que nos pasamos el día de fiesta en fiesta…

SB: La vida social en la Aldea empieza en primavera…

SG: Y la temporada empezó con uno de los mejores conciertos al aire libre para mamá… el aniversario de la ópera.

SB: Una fiesta al aire libre llena de gente guapa y glamour…

 

Semper30-2

Gente guapa entre el público.

 

SG: Y además como dice mamá, estaba todo tan bien planeado…

SB: Preparado para familias por completo. Empezando la representación con una sesión especial en que Alma, la marioneta de la ópera, explicaba el programa para los más pequeños. 

SG: Se trataba de “El cazador furtivo”, de Carl Maria von Weber. Una de las primeras óperas románticas y con un argumento absolutamente “cool”…

 

Semper30-1

Alma, la muñeca, explica el argumento de la ópera a los más pequeños…

 

SB: No era sólamente el argumento, era el esce…, la escen, la escan…

SG: Escenografía

SB: Eso, era especialmente guay cuando le cortaban la cabeza al muerto para que apareciera el diablo…

SG:Pero como nos lo habían explicado antes, no nos daba miedo.

SB: Y como todo esto lo hacían cantando era muy chulo.

SG: Había un montón de gente y estaban todos vestidos muy bonito. E incluso había niños que bailaban…

SB: Y se hacía de noche: papá y mamá querían que nos marchásemos pero nosotros no nos queríamos ir…

SG: Aguantamos hasta el final.

 

Semper30-3

30 años de la tercera ópera de la Aldea…

 

SB: Fue un fin de semana estupendo.

SG: Además de ser el principio de la jornada reducida de mamá…

SB: Está más contenta que unas Pascuas

SG: Y ha vuelto a escribir. Es una gozada.

SB: Dentro de poco supongo que tendremos noticias sobre algunos de sus libros.

 

Semper30-5

La pantalla enorme y los Supernenes en primera fila… y los prebostes de la ópera quejándose de que no había gente joven entre el público…

SG: Lo único es que desde que mamá estuvo en la ópera se ve que ha cogido frío y tiene un tremendo constipado…

SB: La pobre no para de toser. Pero como sigue teniendo mucho trabajo no puede quedarse en casa en la cama.

SG: Que es lo que tendría que haber hecho hace algunos días juzgando cómo suena.

SB: Menos mal que Supergüeli viene el lunes y va a poner las cosas en su sitio.

SG: Y a cuidarnos a todos.

SB: Y después estaremos un poco más cerca del final de la época loca de mamá…

SG: ¡Y de las vacaciones!

La semana de mama: Mamá necesita un respiro

SB: ¿Estás segura de que está dormida y no va a pillarnos?

SG: Que sí, pesado, que sí… Se ha ido a la cama después de tomarse un par de copas de vino con los vecinos, así que no creo que vayamos a saber de ella hasta mañana temprano.

SB: Pobrecita, es que le falta la costumbre.

SG: Déjala, es sano eso de que no tenga costumbre de beber.

SB: Además necesita un descanso.

SG: Sí, porque llevamos unas semanitas que no contamos nada porque no le vemos el pelo…

Hoteles

De hotel en hotel, sin pausa…

 

SB: Se pasa los días sin parar de cliente en cliente y la pobre tiene mala cara cuando vuelve a casa los fines de semana.

SG: Nos consolamos pensando que muy pronto va a empezar la semana reducida.

SB: Y entonces tendremos más tiempo para estar todos juntos.

SG: Y podremos ir a hoteles juntos, en lugar de estar ella siempre solita…

SB: A mí no me gusta ir a hoteles. Cuando salimos toca siempre hacer cosas aburridas como ver ciudades, o hacer marchas kilométricas…

SG: Sobrevivirás.

SB: No lo tengo muy claro. Mamá normalmente siempre tiene ciertas ideas en la cabeza que no sé, no sé…

SG: Va a ser genial, podemos escribir juntos a menudo…

SB: A mí escribir no me mola, pero a lo mejor puede montar LEGO conmigo…

SG: Bueno, creo que lo iremos solucionando poco a poco, lo que sé también es que quiere tener más tiempo para poner cosas en el blog.

SB: ¡Oh, no! Más excursiones, si yo lo que quiero es más tiempo para jugar al ordenador…

SG: Uf, no creo que nuestra madre vaya a estar de acuerdo con eso…

SB: Pero si en realidad necesita un descanso, nada mejor que dejarnos tiempo a nosotros solos, ¿no?… Con un poco de suerte pasa como hoy, al final vamos a pedirle por todos los lados exactamente lo mismo así que llegará agotada, se dormirá…

SG: … y tendremos de nuevo el ordenador para nosotros solos…

La semana de mamá: El sistema educativo alemán

SG: Venga, espabila y déja de jugar a la consola que tenemos tajo.

SB: ¿Y eso?

SG: Mamá ha organizado un post conjunto con Madre Reciente y como tiene otras cosas que hacer nos ha dicho que lo escribamos nosotros…

SB: ¿Y sobre qué tema?

SG: El sistema educativo en Alemania…

SB: Ah, bueno, se supone que en eso somos expertos… ¿Empezamos con Rita?

SG: Hombre, creo que primero tenemos que empezar con contar quién es Rita… Digamos que el sistema educativo es como en España obligatorio desde la escuela, es decir, a los seis años…

SB: Pero claro, las madres tienen que ir a trabajar antes y está el Kindergarden a partir de los tres años…

SG: Y si tu madre tiene que aprender alemán rápido como la nuestra, pues tienes la posibilidad de quedarte en una Krippe o con una Tagesmutter.

SB: Y cómo la traducción de Krippe es “pesebre” y la de Tagesmutter “madre de día” está claro lo que eligió nuestra mamá para nosotros.

Aunque a veces parezca que de verdad os habéis criado en un pesebre…

SG: Bueno, no nos grites… en fin que decidió por eso y porque el número de niños por cuidadora era bastante mejor para la Tagesmutter que para la Krippe…

SB: Y ahora sí que puedo decir que Rita fue nuestra Tagesmutter durante tres años hasta que pasamos a la guardería, ¿no?

SG: Ahora sí se entiende… Rita nos tenía en su propia casa unas horas, hasta un máximo de nueve, con un máximo de cuatro niños en un ambiente familiar…

SB: A las Tagesmutter les exigen hacer cursos durante tres años para calificarse, está todo regulado…

SG: La krippe es más parecida a la guardería. Ahora han surgido muchas plazas nuevas porque desde hace un par de años por ley es obligatorio que si los padres quieren, les den una plaza pública o concertada a partir de que su hijo cumpla un año…

SB: Antes era a los tres años, cuando entrabas en el sistema de Kindergarten o guarderías

SG: El Kindergarten está separado de la escuela y tiene una estructura de juego libre para el aprendizaje…

SB: Y mucho aire fresco: llueva, nieve o haga calor, muchas horas del día son en el patio…

SG: Y lo de la lluvia no es broma: mirad qué modelitos que nos ponen antes de echarnos al barro…

Jungs im Regen

Foto: M. Muecke (www.kankuna.de)

 

SB: Cada guardería tiene un programa educativo distinto y los padres pueden elegir libremente cuál les cuadra dentro del sistema de plazas que hay. 

SG: Aunque mamá siempre se ha quejado de que el sistema de elección en las privadas es más bien opaco y huele a tongo.

SB: En la nuestra se trabajaba por rincones: había un rincón de construcciones, uno de juego, uno de pintar.

SG: Y cada niño podía elegir libremente en que rincón iba a estar ese día hasta la hora de ir a la calle.

SB: Pero se asume que la guardería no es el lugar para aprender a leer o escribir, que a esa edad son necesarias otras competencias sociales y motrices…

SG: Eso le parece a mamá un sistema mejor que lo de atar a críos de esa edad a la pata de una mesa y ponerles a hacer fichas de colores… hay ratos en que los niños que lo desean pueden colorear, pintar y hacer garabatos, por supuesto, pero no es una obligación…

SB: Ah, esos sí que eran buenos días

SG: A tí no te gusta el cole eh…

SB: Bueno, al principio no me importaba, se empieza con seis años y te hacen una gran fiesta en la que te regalan un cucurucho enooorme lleno de cosas

SG: Y lleno de dulces si no tienes una madre como la nuestra.

SB: Pero después hay que hacer muchas cosas, ejercicios todos los días…

SG: A mí no me importaba hacer cosas

SB: Tú siempre has sido un poco empollona…

SG: Bueno, es que lo malo que tiene el sistema alemán es que con diez años separan a los que van a ir al Gymnasium, que quiere decir Instituto, de los que van a otras escuelas menores. Y para ir al Instituto se necesita un notable de media…

SB: Y yo lo llevo un poco de culo pero dice la profe que no es porque no pueda, que es porque me distraigo con una mosca volando…

SG: En nuestro colegio no hay deberes, pero lo que sí piden es que termines los temas en casa que no has completado en clase y tú la verdad es que traes el cuaderno lleno de cruces…

SB: Mamá siempre dice que aquello parece un cementerio.

SG: Pero no te desanimes, a lo mejor consigues el notable y además mamá dice que es demasiado estrés para niños de nuestra edad, que ella preferiría estar en uno de los Bundesland donde la separación se hace con doce o trece años…

SB: Yo lo intento. Y si no lo consigo siempre hay segundas oportunidades.

SG: Pero para eso tienes que trabajar más y emplear más años…

SB: Bueno, a la hora de la verdad si termino siendo médico o ingeniero nadie me va a pedir los papeles de las notas que saqué en el tercer curso de primaria…

SG: Simplificando: el que va al instituto luego puede elegir entre hacer un exámen parecido a la antigua Selectividad española o estudiar algo parecido a un tercer ciclo… con trece años se vuelve a evaluar si te corresponde seguir en el instituto o es mejor pasarte a una escuela con menos rendimiento…

SB: … o viceversa, eh… Los que no van al instituto reciben a los catorce años más o menos un título de finalización de estudios primarios y luego suelen empezar un aprendizaje para un oficio. Aquí es algo muy práctico: dos días a la semana tienes clases y el resto empiezas a currar en una empresa de verdad e incluso te pagan algo por ello…

SG: Existe un sistema paralelo para aquellos críos que no alcanzan unos mínimos, una especie de escuelas de refuerzo que van más despacio.

SB: Ves, hay muchos que van peor que yo… 

SG: Pues este es el resumen de lo que da el sistema educativo alemán de sí.

SB: Os hemos explicado más o menos el modelo sajón que es el que padecemos en casa, pero más o menos son todos iguales, con los cortes puestos a edades más razonables o menos…

 

 

SW, contestando a las aclaraciones que le pide MR:

1/ Sobre precios: El precio de la Tagesmutter es el mismo precio que tiene la guardería, al menos en mi ciudad: lo para el mismo organismo y son precios muy subvencionados en el sistema público: no tengo precios actuales y mis hijos ya pasaron hace un lustro por allí, pero para que os hagáis una idea por el segundo hijo se paga 50% y el tercero va de gratis.

2/ Lo de que los separen a los diez años no le gusta a nadie de las personas con las que he hablado con el tema, incluídas las profes y mi vecino que es preboste del Ministerio de Educación provincial… es uno de esos grandes misterios del planeta por qué se perpetúa algo así y no se cambia cuando no les gusta a nadie.

3/ Sin embargo el sistema de Ausbildung (la FP) es una gozada. Se cobra algo, una miseria, pero se cobra. Y generalmente se va cobrando más según pasan los anos de aprendizaje, no es lo mismo un Azubi de primer año, que uno de tercero. Ah, en muchas empresas, si eres bueno, tienes el contrato garantizado al terminar tus estudios…

La semana de mamá: Una madre lo encuentra todo

SG: Una semana más que se ha perdido algo…

SB: Te refieres a tu aparato de los dientes, ¿no?

SG: Pues no, me refería al sumario que han perdido los de la Audiencia de Madrid…

SB: No pasa nada… estará debajo de alguna de las montañas de ropa de tu cuarto…

SG: ¡Qué no te enteras! Que es un caso de corrupción y parece que se les han perdido todos los papeles. Y encima viene después de que se haya perdido un montón de dinero también en el sistema judicial.

SB: ¿Cómo diez euros?

SG: Jaja, como 500.000

SB: Guau, y mamá se enfada con nosotros porque dejamos diez céntimos por el medio y nos dice que no tenemos ningún cuidado con el dinero…

SG: Bueno, pues eso, todo perdido.

SB: ¿Y lo han buscado bien?

SG: Bueno supongo que lo habrán buscado, pero sabes que como busca una madre

SB: Hasta en twitter lo han sugerido:

Twitter

SG: Y es cierto, mira lo que pasó el martes cuando perdí el aparato camino de la panadería…

SB: ¡Ves! Al final tenía yo razón y lo que se había perdido era tu aparato…

SG: No interrumpas: lo importante es que mamá fue capaz de encontrarlo y eso que la zona de búsqueda era un kilómetro entero de camino…

SB: ¡Qué grandes que son las madres cuando buscan algo!

SG: Pues eso, que manden a la mamá del juez, que seguro que aparece el expediente, el dinero y hasta un par de euros de calderilla que se hayan caído debajo de las estanterías…

SB: Pero a lo mejor no les interesa demasiado encontrar lo que han perdido…, ¿a lo mejor es como aquella vez que nos comimos las patatas fritas y no queríamos realmente que mamá encontrara la bolsa vacía en la basura?

SG: No había pensado yo en eso, pero eso significaría que han hecho algo malo y lo saben, ¿no?

SB: Igual no se han dado cuenta…

SG: ¿De verdad crees que alguien puede hacer desaparecer 500.000 euros sin darse cuenta?

SB: ¿Será cierto lo que dice mamá?

Éstos lo pierden todo menos la vergüenza…

La semana de mamá: Uñas y castigos

SB: Mamá dice que lo ha conseguido…

SG: Por fin ha encontrado una laca de uñas que es capaz de resistirle más de una semana en las manos…

unnas

SB: Está tan emocionada que ha dicho algo así cómo:

En vez de jurar por Snoopy, voy a empezar a jurar por la laca ésta.

SG: Me pregunto quién es ese Snoopy y por qué mamá juraba hasta ahora por él.

SB: Vete tú a saber, yo con lo que estoy preocupada es con que se deje las uñas largas como las brujas…

SG: Hombre, un poco bruja sí que es.

SB: Eso lo dices porque te has pasado la semana castigada…

SG: Injustamente.

SB: Bueno, yo creo que el pollo que montaste el sábado, que se enteró hasta el vecino del ático de que tus padres son injustos y solamente sirven para amargarte la vida algo habrá tenido que ver…

SG: Igual sí que me puse algo emocional, ¿no?

SB: Mucho

SG: Pero es que son unos pesados: todo el día con que recojamos el cuarto, con que si nos apetece leer libros que a ellos les gustaron…

SB: Conque leamos más y no juguemos a la consola…

SG: La verdad es que aquella vez que papá te dijo que te dejaba jugar cuando te terminases el libro y apareciste en el salón de los Superabuelos a las once y media a decir que el libro te había parecido un rollo y si podías jugar una partida con el móvil tuvo que ser muy divertida.

SB: ¿Y a tí quién te ha contado eso?

SG: Tengo mis propias fuentes.

SB: Bueno, el caso es que mamá está tardando en llegar a casa.

SG: Más vale que se dé prisa porque hay una caja tremenda aquí que parece que es para ella…

caja

SB: Y si no espabila, abrimos nosotros lo que haya dentro…

SG: Eso lo has aprendido de ella, eh.