Crema de zanahorias y lenteja roja

La receta que traigo hoy ganó de calle la votación de ayer entre las que os decidísteis a votar (que tampoco fuistéis muchas). Y la verdad es que me alegro, porque le tengo mucho cariño. Es mi primera receta vegana. Y me recuerda a una época feliz y a una serie de personas que estaban en aquel momento en mi vida y con las que compartí el éxito de copiar esta receta. Porque tengo la mala costumbre de “copiar” recetas que me han servido en algún restaurante (o al menos intentarlo) para hacerlas en casa.

Conocí Cornucopia en mis tiempos de estudiante en el Trinity College. Me llevó una muy buena amiga con la promesa de que hacían unas sopas y ensaladas que estaban realmente buenas. Resulta muy difícil comer verdura o fruta fresca por esas latitudes. Yo por aquel entonces todavía tenía la idea de que comer vegetariano equivalía a hartarse de verdurita rehogada, cosa que además no me importaba lo más mínimo (creedme, mi plato favorito son las acelgas rehogadas con un poquito de ajo, y mis hermanos y mis primos todavía se sienten resentidos por eso). Pero Cornucopia fue una revelación, un restaurante vegetariano que no servía solamente las prometidas sopas y ensaladas, sino además quiches, tartaletas, hamburguesas vegetales… y todo estupendo, fresquito y delicioso. Pero mi favorita siempre fue esta sopa, tan sencilla de preparar que no tuve que hacer demasiados intentos para clavar la receta en casa.

Crema de zanahoria y lenteja roja

INGREDIENTES:

  • 1 cebolla (opcional)
  • cilantro fresco
  • 1 kg de zanahorias
  • 250 g de lentejas rojas
  • 1 l de caldo de verduras
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto (opcional también, si el caldo está salado o tiene bastante sabor)

crema_zanahoria_01

Pelar y cortar la cebolla, no hace falta que sea en trozos muy pequeños. Rehogarla unos minutos con un poco de aceite. Cuando haya tomado algo de color, añadir el cilantro y rehogar un minuto más. En la Thermomix pongo la cebolla en cuartos y troceo en velocidad 6 unos segundos, bajo todo de las paredes del vaso y añado el aceite para cocinar seis minutos y medio a temperatura Varoma y velocidad cuchara. Añado el cilantro y cocino a la misma temperatura y velocidad 30 segundos más.

Uno de los secretos de esta receta y en general en toda la comida vegetariana en general es que es importante usar hierbas frescas para las recetas. La diferencia de sabor es apreciable. Es una de las cosas que me encantan de tener un pequeño rincón para las finas hierbas en el jardín, o un par de tiestos con ellas en las ventanas. Pero el cilantro es una de las hierbas que en Alemania resulta difícil de encontrar, difícil de mantener y casi imposible de plantar por tu cuenta. Así que lo que lo que suelo hacer para asegurarme de que tengo siempre algo disposible es comprar un paquete de cilantro fresco en la tienda asiática, picarlo y congelarlo en la nevera. Algo de sabor se pierde, pero sigue siendo mejor que usar la versión seca de las hierbas.

 

crema_zanahoria_02

Mientras pocha la cebolla, pelo y preparo las zanahorias. Van en trozos no demasiado grandes. Normalmente pongo zanahorias normales, pero hoy estaba en el Super de oferta un pack de zanahorias variadas, de colores como morado o amarillo. La única diferencia es que el color de la sopa queda distinto. Particularmente me gusta mucho el color anaranjado que dan las zanahorias corrientes. En la Thermo añado la zahanoria un minuto y vuelvo a rehogar a la misma velocidad y temperatura. En la olla rehogo tambíen la zanahoria unos minutos. En este punto de añade la lenteja roja y se remueve un poco para que se mezcle.

El último paso es añadir el caldo y cocer la verdura durante quince minutos. En la Thermo marco 18 minutos para dar tiempo a que el caldo se caliente un poco. Temperatura Varoma y velocidad 2. Después de la cocción, dejar enfriar un poco y hacer un puré cremoso con la minipimer o con la Thermo.

 

crema_zanahoria_03

Delicioso y más sencillo imposible…

Curry de lenteja Beluga

Curry de lentejas

INGREDIENTES:

  • Una taza de lentejas Beluga (si no hay Beluga, vale cualquiera)
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla picada
  • Puerro, la parte blanca (dependiendo del tamanyo 1 ó 2
  • Verdura de muchos colores (en mi caso romanesco, pimiento rojo y zanahoria)
  • 1 litro de caldo vegetal (casero o reconstituido)
  • 1 lata de tomate triturado
  • Leche de coco
  • Polvo de curry al gusto
  • 1 cucharadita de Garam Masala
  • AOVE
  • Sal, pimienta molida.

Hoy vengo a presentaros una legumbre muy versátil y que al menos en la cocina tradicional española está bastante infrautilizada: la lenteja. Supongo que alguna al leer eso de la lenteja Beluga habrá dicho aquello de “ya está aquí la pija ésta, sacando ingredientes raros que ni el cielo encuentra”. Que no cunda el pánico, que sabéis que no soy así, pero sí os quería demostrar la variedad que tiene esta legumbre, que se puede usar para hacer en guisos, sopas, ensaladas e incluso como base de muchas croquetas o hamburguesas vegetarianas. Como se ve en la foto en mi casa entre pitos y flautas tengo cuatro variedades distintas. Si sois nuevas en esto de las lentejas, os recomiendo al menos probar, además de nuestra tradicional variedad normal o la Pardina, la lenteja roja (la que se ve en la foto, que parece algo anaranjada). La lenteja roja es estupenda en sopas y ensaladas y tiene un tiempo de cocción algo menor que las normales.

 

Curry_Lentil-1

Lentejas comida de viejas, si quieres las tomas… y si no también, Supergüeli nunca ha sido mujer de alternativas. En la variedad está el buen gusto. Delante: lenteja Beluga; Izquierda: lenteja normal; Detrás: Berglinsen; Derecha: lenteja roja.

 

Sin más, pasamos a preparar los ingredientes para la receta: cortar las verduras en trocitos pequeños, pelar las cebollas y el ajo… Las lentejas se pueden lavar bajo el chorro del grifo para retirar restos que tengan, pero no necesitan remojo.

 

Curry_Lentil-2

Los ingredientes: la leche de coco, el curry y el garam masala se pueden comprar en tiendas de productos asiáticos o en la mayoría de grandes supermercados hoy en día.

 

En este paso os presento también a la nueva adquisición de la Superfamilia: una olla de cocción lenta que nos está dando un resultado tremendo junto con la termo. Mi olla tiene también la opción de cocer a presión y saltear la comida, así que en este punto la enciendo para saltear las verduras.

Curry_Lentil-3

El compi perfecto de Thermi… mis hijos no le han puesto nombre todavía pero todo se andará…

 

Separar el puerro, la cebolla, el ajo y el tomate. Poner un poco de aceite en la olla y esperar a que se caliente. Cuando está a punto, se saltean unos minutos la cebolla, el ajo y el puerro. Cuando empiezan a tomar color, añadir las especias y dejar que se tuesten un par de minutos. Por ultimo, se pone el tomate a la olla y se empieza a saltear unos minutos más…

Curry_Lentil-4
Curry_Lentil-5

Se apaga la olla y se añade el resto de los ingredientes mezclando bien.

Curry_Lentil-6

Para cocer lento hay que usar bastante líquido… son horas y horas, se consume bastante con el calor…

 

Después cerramos la tapa de la olla y aplicamos la opción de cocción lenta durante unas tres horas (el tiempo exacto hay que ajustarlo a las características de la olla. Para ello basta con probar si el punto que nos ha quedado la primera vez nos convence… he procurado poner el tiempo para que falte, que se puede compensar y no para que sobre, que ya no tiene arreglo).

Y ya está, es un plato muy suculento en invierno y una alternativa a las lentejas de siempre cuando eres vegetariana y quieres disfrutar de las legumbres más de una vez por semana…

Curry_Lentil-7

Buen provecho