Éxodo

Y aunque esta sea una preciosa Aldea y sus barrotes sean de oro, no dejamos de ser una ciudad. Cuando llegan las vacaciones, los urbanitas salimos disparados en dirección al campo, a pesar de que vivimos en un lugar donde la mayoría de la gente viene a pasar sus vacaciones, como se puede apreciar por el tráfico que hay en nuestra contra.

12_52S_DD

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *