¿Me arriesgo? ¿Os arriesgáis vosotras?

Llevo un año admirando a distancia a mi colega blogera @melisatuya, que como una trapecista sin red se lanzó en el intento de escribir un folletín a lo Alejandro Dumas. Y ahí está, cada minuto más cerca de cumplir su reto. Si no le habéis echado el ojo todavía a “Mastín“, os la recomiendo, una historia muy entretenida con un trasfondo de animales que va como anillo al dedo en el blog de la muchacha. Por cierto, si no habéis leído su libro “Galatea”, también estáis tardando. Atreverse con un género como es la ciencia ficción en España ya es de sobresaliente.

Como decía, la llevo admirando, porque a pesar de que tengo muchas cosas por ahí escritas, siempre las dejo aparcadas en un cajón y no me fuerzo a mí misma a ponerlas en limpio y sacarlas a los ojos del público. Pero como el Año Nuevo entre copa y copa de vino me dió por tomar nuevas resoluciones para ser original, decidí que a lo mejor podía tomarle el relevo. No sin red, como ha hecho ella. Tengo una novela de adolescencia terminada desde hace unos años y solamente tendría que darle una vuelta de edición e irla pasando de papel a digital sobre la marcha semana a semana.

Frauenlauf

Otra salida del armario por delante. ¿Me arriesgo? ¿Os arriesgaríais vosotros a financiar el crowfunding más raro del mundo? Porque si me decido a ponerme en pelota literaria aquí mismo, al menos lo pienso hacer por una buena causa. El animalismo ya sabe Mel que no es lo mío, así que después de darle unas cuantas vueltas sobre cómo podría organizar el tema para que de verdad tenga un efecto solidario y positivo y no sea una completa decepción en caso de que pinchemos por el camino o a la gente no le guste (sí, así soy yo, tan positiva desde el comienzo), me he decidido por lo siguiente:

  • Abro los dos primeros capítulos en viernes en una página aparte, en el blog…
  • Después sigo publicando la historia viernes a viernes, pero protegida con contraseña.
  • Para conseguir la contraseña tan sólo es necesario que me pongas una foto de tu dorsal solidario de uno entre cien mil en los comentarios del blog, en FB o en TW. Si ya lo tienes enhorabuena. Si no, conseguirlo es fácil aquí.

Por supuesto esta es una acción muy de andar por casa. No voy a andar controlando que no os paséis las contraseñas ni nada de eso. Pero el euro que cuesta el dorsal es el precio que le pongo a mi vergüenza (que es mucha, para que os hagáis a la idea he necesitado una copa de vino y toneladas de autobombo para decidirme). Me parece una manera equilibrada de repartir riesgos. Si esto se queda en nada, sabéis por lo menos que habéis contribuido a una causa que merece la pena.

Y antes de cambiar de opinión y arrepentirme, voy a darle al botón de publicar…

4 thoughts on “¿Me arriesgo? ¿Os arriesgáis vosotras?

  1. Claro que sí, ahí que atreverse a saltar. ¿Que puedes perder? Hay mucho mas que puedes ganar.

    Y gracias pro la recomendación de Mastín y Galatea y, sobre todo, por esa admiración no merecida. Simplemente soy una inconsciente.

    Estoy deseando leerte.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *