Agridulce… como la vida misma.

Pero con ritmillo, para comernos la mañana del lunes. Me alegro de que la banda sonora de Madre Reciente vaya a seguir sonando durante mucho tiempo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *