La semana de mama: Yuhuuuuuu

SB: Hoy solamente un post cortito…

SG: Para contaros que mamá ha sobrevivido, con todos sus nervios y al final la cosa ha salido muy bien…

SB: Bueno, dice que ha estado una semana manteniéndose a base de café y adrenalina…

SG:… y que la auditoría nocturna al final la dejó con casi más jet lag que cuando volaba a Japón…

SB: Pero es que ha sido mala idea que le haya coincidido un pedazo catarro con la única noche en que solamente podía dormir cuatro horas…

SG: Y se las pasase despierta tosiendo.

SB: Y que a la mañana siguiente empezase otra vez la fiesta a las ocho y media…

SG: Pero da igual, pasado, terminado, ha salido bien y ahora nos vamos de fin de semana con mi clase para celebrarlo… es hora de una “relaxing cup”, mamá.

33_Timeforme

A relaxing cup de café con leche… o white coffee/latte, si quieres que te entiendan los ingleses…

SB: Y ahora mamá, a relajarse…

SG: Y a preparar las maletas, que estamos a menos de un mes de volver a pisar España…

La semana de mama: Auditoría a la vista

SG: Esta semana no podemos dar mucho la lata. Estamos justo en el momento más álgido del año para mamá…

SB: La madre de todas las auditorías…

SG: Y por supuesto, aunque hemos estado con ella toda la semana, ha estado… ¿cómo decirlo? Ha estado algo ausente…

SB: Dí más bien acelerada a cien por hora como uno de esos electrones que meten en un ciclotrón…

SG: Sí, algo así, la primera parte de la semana es como de negación…

SB: Escuchamos esta frase repetida unas cien mil veces al día…

No me puedo creer que como todos los años hayamos dejado todo para el último momento…

SG: Luego pasamos a la fase de pánico absoluto…

SB: No me va a dar tiempo, no me va dar tiempo, tomaté el desayuno de una vez y vete al cole que no me va a dar tiempo… jajajaja

SG: Seguimos el proceso con una corta fase de ira…

SB: Esa es en la que no deja de decir que no es solamente culpa suya, que necesita datos e informaciones y que nadie le hace caso hasta dos semanas antes de la auditoría…

SG: Y por último está la fase de la indiferencia…

SB: Es cuando llega el viernes a casa con casi todo hecho, pero tan cansada, tan cansada que le da todo completamente igual…

SG: Aquí estamos esperándola, hace rato que ha llamado a papá diciendo que por ella que se queme la firma el lunes…

SB: Espero que no sea en serio, que el año pasado se montó una inundación y todo…

Schillergarten

Tres días de auditoría. Y ni siquiera poder ir después a tomarte una cervecita en tu Biergarten habitual porque parece una piscina…

SG: Pero hombre qué tontorro eres, cómo va a poder mamá organizar una así solamente con pensarlo…

SB: Yo he leído en alguna parte que el poder de la mente es infinito…

SG: Seguro que no lo has leído en un artículo revisado por pares y con datos constatados… hay veces que no pareces hijo de tus padres.

SB: Y tú tampoco… pero vamos a lo que importa, que creo que escucho la puerta y esa seguro que es mamá medio muerta…

SG: Venga, que va a ir todo bien, como dices tú, lo importante es que te has preparado a lo largo del año y eso seguro que se nota a la hora del exámen.

Este es el post número 100

Vale que parte de ellos son esos post privados con fotos y que si alguien no se lleva el premio a la regularidad de este año somos nosotros… pero me he dado cuenta y me ha apetecido celebrarlo de forma especial. Así que he recuperado un reto que se me pasó hace poco en uno de mis grupos de fotografía, para el que tenía ya la idea pero la acabé dejando pasar por procrastinadora…
100_posts

 

Han sido cien post preciosos, podrían ser cien más si tuviera tiempo para todo lo que quiero hacer en esta vida… pero mira, lo importante es no dejarlo, seguir publicando. A lo mejor caen otras cien entradas más. Seguiremos con mis neuras en los días tres, con los lunes musicales, con el lema mensual, con el diario de los Supernenes algún que otro viernes y puede que algún día lleguemos a contar nuestros viajes, esas recetas vegetarianas que os prometo y nuestras aventuras domésticas con un poco más de ritmillo. Hay que caminar.

 

A los que estáis al otro lado, cien veces gracias. Estáis invitados a un trago, yo sin alcohol, que estoy sola con los Supernenes…

La semana de mama: La madre ausente

SG: Que vale, que sabemos perfectamente que andamos muy callados…

SB: Mamá dice siempre que cuando no nos escucha, algo dentro de su alma se pone nervioso…

SG: No es por recordarte vidas pasadas, nene, pero tiene razón…

SB: Joooo, eso fue hace siglos…

SG: Vale, pero lo que queríamos aclarar es que si no damos señales de vida no es porque la estemos liando.

SB: Es por falta de información…

SG: Sí, porque esta sección se llama la semana de mamá…

SB:… y últimamente de la susodicha mamá, sabemos poco.

SG: Viene los fines de semana a casa, descarga maleta, nos vamos a la calle o a casa de amigos porque además ha empezado oficialmente el verano y hace un tiempo estupendo…

SB: … y poco más.

SG: El lunes vuelve a salir por la puerta como escopetada. Y los fines de semana nos los pasamos peleando por si hemos recogido nuestro cuarto o no.

SB: Le hemos preguntado si ya no nos quiere y nos ha contado algo confuso sobre el mes de junio, las auditorías y los clientes que se ponen todos de acuerdo para hacerlas a la vez…

48_Trabajobienhecho

SG: Pero la realidad es esa: que la hemos visto bien poco este mes… Dice que poco a poco irá poniendose al día, que termina junio y llega la calma y entonces pondrá todas las fotos que tenga que poner, las entradas que tenga escritas y atrasadas…

SB: Aunque el premio a la regularidad creo que no se lo vuelven a dar al blog este año.

SG: Tranquilo que todo llega, tengo un plan insuperable…

SB: Podemos discutirlo esta semana que viene, que el que desaparece es papá. Va a ser una novedad completa y ya sabes que a mamá la agotamos de tal manera que se va a dormir siempre antes que nosotros.