La semana de mama: Los novenos pasajeros

SB: Mamá nos ha pedido que empecemos desmintiendo que nadie nos haya raptado y vendido como esclavos mientras estábamos de vacaciones en Malta…

SG: Aquí seguimos… Y si no hemos escrito nada es porque nos lo hemos pasado genial… Yo de mayor quiero trabajar estando de vacaciones siempre.

SB: ¿Tú crees que de verdad existe un trabajo así?

SG: Claro hombre, mira ese amigo que tiene mamá en Facebook, que se pasa la vida viajando, Paco Nadal... qué crees que habrá que estudiar para eso?

SB: No sé, a lo mejor hay que entrar de aprendices, como aquí en las tiendas…

SG: Bueno, recuérdame que le preguntemos a mamá luego si le puede preguntar si nos tomaría de aprendices… como en seis o siete años, creo yo que ya somos suficientemente mayores.

SB: Por cierto, hablando de preguntar…¿tú sabes qué significa eso de “desmentir”?

SG: No sé, supongo que pensará que hemos vuelto a encerrarnos en el lavabo para usar su colonia y le hemos mentido, pero bueno, nosotros ya hemos dicho lo que teníamos que decir y basta.

SB: Yo juro que no he vuelto a ponerme la colonia si hace falta, pobre mami, noviembre no está siendo su mes…

SG: Bueno, de lo del dolor de tripa está mejor y de lo otro, parece que se está tranquilizando…

SB: Bueno, cuando trajimos a Merkel a casa le pareció muy “cool”… Nunca pensé que fuera a ponerse de esa manera por unos bichitos…

SG: Mamá te ha dicho que no vayas diciendo por ahí que tenemos una lombriz de tierra que se llama “Merkel”, que nos van a terminar quemando en la plaza del mercado por herejes… Y es que son piojos, hombre, y es la primera vez que le sacamos a ella uno del pelo…

SB: La cara que puso…

SG: Sí, y luego se encerró en la cocina durante horas, diciendo que sólo quería que se le pasara el asquito…

SB: Decía algo así cómo que

Sigourney Weaver al menos tenía algo conque dispararle a los bichos asquerosos…

SG: ¿Conoces tú a la tal Weaver?

SB: No, pero suena a nombre inglés… será alguna de las amigas de la tesis de mamá, alguna que tendría bichitos en el laboratorio…

SG: Y luego se curó el asco a base de comer Doritos… La ventaja de cuando le dan estas neuras es que mientras zampa, también le da por hornear. Dos bandejas de magdalenas, dos de galletas, pan…

SB: Y sí papá no llega a entrar para confiscarle la bolsa de Doritos, aún estaría allí, haciendo tarta de manzana…

SG: A lo mejor tendríamos que haberla dejado… ¿Crees que si le ponemos sesamo negro en el pelo dará el pego?

6 thoughts on “La semana de mama: Los novenos pasajeros

  1. Niña, como me he podido reir con esta entrada, jajajaja, me dura todavia la carcajada, yo soy de las tuyas, pero han pillado ya tantos piojos mis hijas y con esas melenas que a la siguiente directamente la rapo, caiga quien caiga, lo de Sigourney Weaver ha sido un toque magistral, no me quitaba de la cabeza tu imagen al mas puro estilo Alien jajajaja, animo niña!!!, y oye ya que estas pasame esa receta de tarta de manzana, besos miles y deseando darte un achuchon con o sin bichitos en diciembre

    • Lo de la Weaver jura mi marido que lo dije, en un momento de desesperación, pero yo no lo recuerdo… Tú no veas para peinar a SG, que le ha dado por dejarse el pelo laaaargooo, eso sí, ni un quejido, en cuanto le decía, como digas algo te lo rapo, calladita… Ya hemos pasado por todo, si sobrevivimos a ellos en pleno viaje a Texas, sobreviviremos a ellos esta vez (eso sí, deseando estoy que pase el segundo tratamiento porque es psicológico, me pica hasta el alma…).

  2. Cariño que por ahi hemos pasado todos, yo de oirte me voy rascando.
    Aunque reconozco que con el tiempo sigue sin tener ni pizca de gracia, aunque como lo cuentas tu me he reido a rauldales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *