Y otra vez es lunes…

Y nos vamos a levantar con Freddie de la cama, porque es un tipo estupendo para acabar con nuestras penas… Supongo que la conocéis todas, pero si alguien es lo suficientemente jóven, que no se deje engañar por el principio aparentemente suave…

El otro día se la pusimos a SB y he conseguido uno de los objetivos de mi vida: una hija fan de Abba y un hijo fan de Queen…

La semana de mamá: let’s talk about sex

SB: Yo creo que se lo huelen…

SG: Que no, que lo que ha pasado es que tú has traído un sufi en mates, y por eso están tan encima de nosotros repentinamente…

SB: Si tú lo dices… pero no es tan normal que de repente les haya dado el ataque de padritis aguda: están todo el santo día preguntando que cómo nos va en el cole, que si hemos hecho los deberes… y acuérdate de lo que pasó con el “Antolin”…

SG: Pufff sí, qué vergüenza, quién se iba a esperar que papá estuviera vigilándonos por encima del hombro mientras estábamos con el programa de libros de lectura de la escuela, si saben que es una cosa trillada y retrillada por padres y maestros…

SB: Pero había que buscar si tenían algo sobre el tema… eso fue buena idea…

SG: Ya, pero que papá nos pillase buscando la palabra “sexo” a sus espaldas no estuvo bien…

SB: Creo que la culpa es tuya, porque llevas desde principio de curso leyendo todo ese tema en el libro de ciencias y sin hacerle caso al ciervo…

SG: Lo importante es que reaccionó bien, es que están bien entrenados: se nota que ya han visto los dos el vídeo de “la charla”.

SB: Además de que en “Antolin” no había más que cuatro libros tontos sobre el tema… ¿Crees que si se lo pedimos de buenas a papá nos dejará buscar “human mating” en You Tube?

SG: Yo casi que no contaría con ello…

SB: Oye, ¿tú crees que ellos, cuando se encierran en su cuarto…?

SG: No hombre, ya has escuchado a la mujer del vídeo… ellos ya tienen niños, no necesitan hacerlo… ellos tienen sus citas románticas, cuando salen a cenar como esta semana y todas esas cosas…

SB: Doce años casados… Mucho tiempo…

SG: Sipe…

SB: Entonces estás segura de que no sospechan nada de todo esto que escribimos.

SG: Segura, pásame una galleta de chocolate y mira a ver qué hace mamá.

SB: No te preocupes, está buscando las cosas de manualidades y todavía va a tardar en encontrarlas…

SG: ¿Dónde las has puesto?

SB: En su sitio

La semana de mamá: de campaña electoral.

SG: Como decíamos ayer…

SB: ¿Ayer? Pero si hace una semana que no contamos nada…

SG: Es una manera de hablar, un recurso literario, vamos…, como el sujeto y el predicado. Ya te enterarás cuando llegues a la cuarta clase.

SB: Que no, que lo sé, que la que no lo sabes eres túuuuuuu

SG: Schuuuuuussss, calla, o ¿quieres que nos pille en plena accion como la semana pasada?

SB: Venga vale, ¿de qué vamos a hablar hoy?

SG: Pues de como esa supuesta normalidad y tranquilidad alemana que sale en los periodicos españoles está patas arriba porque tenemos campaña electoral…

SB: Jaja, es muy gracioso, mucha tranquilidad, mucho seguir las reglas, pero al final le pintan las orejas de burro a la cancillera si tienen oportunidad… Mira:

Foto0124

SG: Cool!… Aunque supongo que a mamá le parecerá mal, en este tipo de cosas la pobre es un poco aguafiestas…

SB: Es una pesada, no deja de repetir no se que de que tenemos principios y no queremos hacerles publicidad a los políticos… cuando a mí me da igual… yo lo que quiero es que me den caramelos y globos…

SG: Si además tampoco están por aquí tan a menudo… ¿Tú les has visto en los últimos cuatro años? Bueno, igual ni te acuerdas, pero yo me acuerdo y no los he visto…

SB: Yo sólo sé que me gustaría tener menos principios de esos y más globos… Aunque a lo mejor eso del vandalismo de los carteles electorales en el fondo no le disgusta del todo. El otro día le escuche decir que

“le producía una perversa satisfacción ver que los del NPD ya no pueden colgar los carteles más alto sin que se los pinten…”

SG: ¿Cómo has hecho eso? ¿Puedo poner lo que escribo yo también de color azul? Síiiiii… Que es que esos son los malos, ¿recuerdas? Los que dicen que nosotros no somos alemanes…

SB: Mira, naranjaaa… Es que yo no soy alemán, soy español, español, español…

SG: Ya, pero es como con la nueva Miss America, llevamos tanto tiempo aquí, que es como si fuéramos de la casa…

SB: Aparte de que estoy seguro de muchos de los que nos critican igual saben menos alemán de lo que sabemos nosotros… porque todo eso del sujeto y del predicado, tiene pinta de ser mortal…

SG: Hablando de eso, yo tengo que ponerme a estudiar para un exámen…

SB: Pues por hoy lo dejamos… Además seguro que enseguida se pasa mamá a ver que andamos haciendo…

SG: No creo, está ocupada en la tableta, mirando fotos en Flickr.

SB: A mí me sigue dando un poco de mal rollo lo de escribir a sus espaldas…

SG: Pues no sé porqué… recuerda que ella se ha pasado años escribiendo a las nuestras. A mí esto me mola… ¿Crees que deberíamos hacernos también un twitter?

La semana de mamá: Pasando olímpicamente

SG: La verdad es que mamá esta semana ha estado un poco rara… Y eso que el domingo por la mañana parecía muy contenta…

SB: Tal vez haya sido lo de montarle en la montaña rusa, ya sabes que lleva mal eso de las alturas…

SG: No creo, no te enteras de nada… lo que pasa es que se puso malita y ya sabes que cuando está enferma tiene un carácter de mil demonios… Bueno, no sólo cuando está enferma… Pero en este caso sí que creo que era la enfermedad… Porque muy normal no estaba, mira que alegrarse de que a Madrid no le hayan dado las Olimpiadas

SB: Decía algo de que hubiera sido mucho jaleo y que el horno no está para bollos… Vaya susto me dí, me ví toda la semana desayunando cereales con leche, pero al final se debió de arreglar el horno, porque hizo muffins…

SG: Que no, que no, que no va por ahí la cosa, que simplemente piensa que es una vergüenza que cobrando lo que cobran, nuestros políticos hablen inglés peor que el Superabuelo…

SB: Nooo, nadie puede hablar inglés peor que Superabuelo…

SG: Tu mira el video……

SB: Guauu, no me extraña que la pobre se pusiera mala del susto… o del mal café, porque no se puede relajar mientras lo toma si repite que ella gana diez veces menos de lo que gana esta mujer hablando tres idiomas, con carrera y doctorado…

SG: Pobre mami… a lo mejor fue lo del palacio inglés… que dice que como dejamos siempre abierta la puerta de par en par cuando bajamos a jugar, cualquier día se nos cuela alguien tambien aquí. Tal vez la diarrea le entró del susto.

SB: Y encima hoy que ya estaba recuperada, va y mata a un cliente…

SG: ¿Cómo que mata a un cliente?

SB: Pues eso, lo que le ha dicho a papá: “Hoy se me ha muerto un cliente…”

SG: Pero eso no significa que lo haya matado ella, animal…

SB: Y yo qué sé, jolines…

SG: Serás tonto…

SB: Schusssss, cállate que viene… Sal del blog y pon otra vez el juego de los marcianitos…

SG: Pero la semana que viene seguimos… ya entiendo porque le gusta a ella tanto esto de blogear…